martes, 30 de septiembre de 2014

Teléfono para la Juventud Sindical


Ultimamente venimos viendo que se plantea una discusión que para nosotros es errónea, que es: a la hora de hacer un análisis y crítica (¿superadora?) de La Cámpora se enfoca en que no tiene potencia electoral, no gana centros de estudiantes ni federaciones universitarias, no tiene Intendentes. Coincidimos. 
Ahora, algunos llevan esto más allá y le endilgan no tener una construcción juvenil sindical, como la sobre valorada y muy idealizada JTP de los 70s. Incluso van más allá y le achacan la co-responsabilidad no solo de la poca renovación de las estructuras sindicales (la famosa burocracia....buuuuu), sino su consecuencia lógica, la tenue aparición de sobre mediatizadas comisiones internas conducidas por la "izquierda" local, en su versión PTS o PO.
Por ejemplo Martín Pato Rodríguez dice acá que: 
El problema de La Cámpora es que ocupan sólo los lugares de poder para los que son designados. No supieron construir una ubicación en el poder de abajo hacia arriba: no tienen intendentes ni sindicatos. Ese es el déficit, porque el peronismo pasó a colocar la columna vertebral de su movimiento (que era el sindicalismo) en las intendencias.
Ahora bien, nosotros creemos que el problema, como lo dice Artemio acá, es el bajo porcentaje de comisiones internas en relación al total de establecimientos. En criollo: que los sindicatos no laburan.
Lo cierto es que no hay siquiera delegados de fábrica en el 80% de los establecimientos (!!!) y cuando algunos pocos aparecen, son captados por la oposición de izquierda sin perspectiva política, porque la CTA Yasky y su troupe no parece ser un polo de atracción irresistible para los jóvenes delegados fabriles . Ah y Caló es Caló, ese modelo está ya en tercer anillo de Júpiter, digámoslo metafóricamente. 
Un retroceso histórico notable en la tradición de las organizaciones peronistas de base,  por ejemplo la frustrada y frustrante JTP en los 70 se armó en diez meses, acá llevamos diez años y mucho más de silencio en materia de militancia gremial - y en especial juvenil - "kirchnerista" . Edison, apure con la lamparita que se viene la noche. Les cabe Cámporas, como que no! 
Esta ausencia de práctica sindical de la militancia kirchnerista obviamente no se compensa ocupando bancas o desarrollando militancia barrial aderezada con "batallas culturales" en una especie de scoutismo social, querible pero que se revela muy acotado, breve, angosto o fútil,  a la hora de afrontar los mega conflictos que en el terreno de la producción y al interior del ámbito sindical surgen inexorablemente al desplegarse proyectos reformistas.
Ambos discursos absuelven de toda responsabilidad a la Juventud Sindical. Ahora resulta que no existió un pacto que impuso Néstor donde cada cual construía en su ámbito natural para no repetir el viejo error de la JTP, que el General Perón le pidió a los Montos bajar para apaciguar con la CGT y estos no le dieron bola. Incluso el Movimiento Evita quiso reflotar eso en 2005 con el globo de ensayo Motokeros Peronistas y Néstor se los dió de baja al toque. Seamos buenos entre nosotros.
Porque Facundo y la Juventud Sindical tuvieron su Luna Park en 2010, escasas semanas antes que el La Cámpora. Respetamos mucho a Facundo, creemos que es un gran cuadro que ha logrado una síntesis, rescatando la CGTA y a Cooke y otros yeites generacionales que se puede permitir. Que la Juventud Sindical vaya a la Plaza los 24 de Marzo era muy bueno. Que sus talleres de formación política los diera Galasso, era muy bueno. Creemos que si los trabajadores son la columna vertebral del movimiento (al menos en la doctrina) y la juventud el agente más dinámico de cambio, no debería haber una cruza más revolucionaria que un joven trabajador. "Debería".

Ahora, a Facundo lo conduce Hugo. Y Hugo se fue. Nosotros entendemos "los motivos de Cristina para la ruptura. Creo que Hugo no se encuadró como debía,  que la vio viudita y la quiso condicionar. Cristina se anticipó, zafó el abrazo del oso.  El cupo sindical en las listas 2011 fue la excusa. La oportunidad de demostrar lealtad. Primaron el ego y un poco de misoginia de Hugo. De todos, solo    D´elía supo ir al fondo del bondi, habiendo estado adelante, sin bajarse. El único. Una vez que Cristina tomó la decisión, a Hugo "ni justicia". Subsidios, aliados, paritaria testigo, funcionarios en Trabajo y Salud, CGT única, chau todo".
Es muy elogiable que la segunda línea de Hugo (hablo de Schmidt, Plaini, Piumato) lo hayan acompañado a Hugo, aún con dudas, hasta adentro del cementerio. O a una alianza con De Narváez, que es lo mismo. Pero es gente grande, con más pasado que futuro. Facundo tiene muchos años por delante, y no merece carbonizarse por el ego de su padre. Ahora resulta que Moyano, que no es bobo, pone un huevo en cada canasta y lo manda a Plaini con Scioli, a Facundo con Massa y él mismo va con Macri. Que se yo...
Pero volvamos al tema. Acá yo planteo tres preguntas:

  1. ¿Por qué en 10 años de hegemonía moyanista de la CGT no se llegó, digamos, al 75% de los establecimientos con comisiones internas?
  2. ¿Por qué el moyanismo no logró disputarle UN sindicato a los gordos? ¿Cómo no lográs dar vuelta al 2do, al 3ro o al 4to contra el 1ro? Ni hablar de la paliza que se comieron en Comercio.
  3. ¿Queremos "libertad sindical" a lo Brasil, donde hay 7 centrales obreras? Recordamos el viejo apotegma de "divide et impera", donde el patrón (o el gobierno) puede jugar la interna. ¿O queremos movilidad dirigencial, renovación de cúpulas, sangre joven?

La Juventud Sindical modelo 2010 fra-ca-só en su misión histórica, al menos en el corto plazo. Por lo poco que duró su "despliege", porque Hugo la canceló cuando rompió (o eso parece por su capacidad de movilización, etc). Hoy Facundo es un diputado, nada más. 

¿Es posible/deseable, con la capacidad de "daño" que le queda al Gobierno con su mayoría en ambas cámaras y teniendo en cuenta que "ya no queda nada que perder" electoralmente hablando si es que se apuesta a ser oposición en 2015, que se sancione una Ley de Internas Obligatorias para los Sindicatos, que garantice condiciones mínimas de competencia? 
El resto es coraje, tejer pacientemente, con iniciativa, de querusa si hace falta. Nada nuevo.
Ya sé que se va a plantear como una agresión al Movimiento Obrero Organizado, van a tirar con el antecedente de Alfonsín y todo eso. Por otro lado, no nos preocupa el avance de la "izquierda" en las comisiones internas, porque es muy endeble. Avanzan sobre un vacío, donde los sindicatos de la CGT no laburan, hacen la plancha o acuerda algún dirigente con la patronal. La "izquierda" sigue sin entender al peronismo, no tiene historia, ni héroes ni mártires (ni al Che lo bancan, así de antipopulares son) y no saben hacer otra cosa que ir al choque. Vale decir, no saben hacer política, ni les interesa mucho contar con el apoyo mayoritario, sino tener razón. Y los laburantes se avivan, como queda demostrado en la excelente nota que hacen Martín Rodriguez y Mario Santucho en la última Crisis, donde entrevistan a un delegado sindical de izquierda, que hace una autocrítica feroz.
Pero si ni el moyanismo (que es el factor más dinámico y combativo de la CGT) logró armarle la interna a los gordos, se ve que necesitan una ayudita. Como la unidad del trotskysmo con las PASO, ponele.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Apuntes sobre "Orden y Progresismo" de Martín "Pato" Rodríguez.

El libro de Martín Rodríguez, más conocido como Pato o @tintalimon, es un enorme favor a su generación. Es la mirada de un tipo que en su momento renunció a ser un dirigente y se abocó al periodismo político y al ensayo sociológico, intentando correr los márgenes de interpretación de su generación en el análisis de la realidad histórica de su país (¿poskirchnerismo?). Va tan al hueso que hasta algún despistado podría llegar a interpretar algunos pasajes como antikirchnerismo, si no conociera el recorrido del autor. Pato no deja un ventilador en el que no meta los dedos y se mete con temas tabú, desacraliza, interpela dogmas pelotudos.
En este libro fundamental se puede encontrar una sociología de la clase media que se distancia de Adamosky; una problematización de la representación política con Hobbes en la mano; un repaso de los líderes democráticos y sus principales batallas, idearios y proyectos. Temas como la crisis del 2001, el imaginario Malvinas, la aristocratización del movimiento de derechos humanos, la última dictadura en clave de tercera guerra mundial (Verbitsky) y el concepto guerra sucia como autocrítica a los militantes armados en línea con el documento de Rodolfo Walsh a la Conducción Montonera y metaforizado en la película Infancia Clandestina. La cuestión del traslado de la Capital y el federalismo argentino en clave de complejo porteño, el reconocimiento a Menem como consolidador de la democracia, la crítica del progresismo como ala amante de lo público que niega ciudadanía al ala mercadocéntrica de esa misma clase media. La relación entre el Estado, el Peronismo y la clase media. Duhalde como un estadista que evitó la desintegración nacional y permitió un salto al futuro, a su pesar. También se toca novedosamente la problematización de la violencia naturalizada en la sociedad civil de los setenta. Se hace la pregunta de por qué una sociedad legitima con el voto un proyecto de exclusión social como el de los noventa. Y la contesta.


Martín hace foco en Clarín como el articulador del sentido común de la clase media, un partido en clave gramsciana, “el PJ de la clase media” que le marca la cancha al Estado en ese tránsito desde el desarrollismo hacia el neoliberalismo que hizo Clarin, amparado en el prestigio de su oposición a Menem (que no al menemismo).
Pero de todas las cosas que plantea Pato, nosotros queremos hablar de esto: los procesos de nacionalización de las clases medias. Porque él haciendo uso (¿abuso?) del concepto “progresismo” engloba un ala de clase media que puede ir desde la izquierda dura, pasando por la izquierda blanda hasta el peronista de izquierda que, con un librito de Jauretche bajo el brazo, reniega de sus orígenes de clase culposamente y acusa a sus iguales desde un plano ideológico algo inquisidor.
Yo me pregunto: ¿Es lo mismo “el trosco” que “el progre”, el peronista “de izquierda” o el peronista “a secas”? Porque hay dos cosmovisiones en juego, una es el clasismo y otra el pensamiento nacional. Y el peronismo al ser en sus orígenes (en su doctrina) un movimiento policlasista de liberación nacional, absuelve las culpas de clase de la clase media. Uno incluso puede ser empresario Pyme, millonario industrial mercadointernista y ser un buen peronista, sin culpa de clase. Eso es un lenguaje extraño a esa cosmovisión, al igual que “izquierdas” y “derechas”.
Pato propone que al abandonar la clase media al kirchnerismo (fenómeno que inicia en 2007 con la pérdida electoral de los centros urbanos y se cristaliza en 2008 con el conflicto con el campo y los cacerolazos), la forma que encuentra Néstor de disputarla es “desatar una pelea en su interior”. Algo así como 678istas contra clarinistas.


Dice Pato: "Mientras Kirchner ensayaba formas de fuga de ese centro apostólico y romano llamado PJ, en ese instante, sus primeros adherentes por izquierda se hacían más peronistas al calor de un liderazgo que renegaba del peronismo. Había una desobediencia ahí?”. En su libro “El peronismo: Kirchner y la conquista del Reino” (Ed. Sudamericana, colección Coppal 2008), Daniel Arzadun propone la siguiente tesis: en su debilidad de origen electoral del 22% y para no terminar fagocitado por el PJ, Néstor ensaya medidas de gobierno acordes al clima de época (fin de la impunidad, calidad institucional) que le permiten márgenes de autonomía amparado en su popularidad (encuestas y presupuesto) y la transversalidad como mecanismo de disciplinamiento del PJ. Al cual luego encabezó, derrota electoral de Duhalde mediante, para no sufrir lo que sufrió Ibarra.
No hacer liturgia no es no hacer peronismo.


Martín cita el discurso de Cristina en el Luna Park 2010, en el que “alecciona a la clase media” enseñándole sus verdaderos intereses (“no saben que, cuando se alejan de los morochos, les va mal”), apelando a la unidad de los trabajadores y la clase media en el proyecto mercadointenista para supervivencia de ésta. Que luego retorna incesantemente a su pulsión por sacarse al estado (Afip) de encima, mientras reclama más estado (escuelas y hospitales). Pero cuando plantea la alianza del peronismo con las clases medias, donde estas “se tragan el sapo” de los Moyano y los Ishi en pos de la gobernabilidad, es ahí donde hay que dar la disputa de sentido. Ningún sapo. Así piensa Sabbattella, que no piensa desde el pensamiento nacional. No hay que tenerle miedo a un paro.
Hay que predicar pensamiento nacional, que reverdeció a fines de los sesenta y principios de los setenta y que volvió a reverdecer tibiamente en 2003 y con más fuerza desde 2008. Hay que poder discutir al progresismo porque: "Cuando un compañero me dice “No, hay que meter un candidato que asegure el proceso, tipo Zannini, Abal Medina o Rossi” me quiero morir. Así de fuerte. Porque el compañero no está haciendo política, está haciendo ideología. Y no entiende al peronismo. No se peronizó" (Contra el 678ismo)
La juventud kirchnerista de clase media debe discutir con el clasismo y con el progresismo. Con el neoliberalismo y con la antipolítica. (Pensamiento Nacional para fortalecer al Kirchnerismo).
Cuestionar los mitos bobos del kirchnerismo. Para eso sirve este libro imperdible.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Cristina en la ONU

Hoy nos limitamos a recomendar esta excelente nota de este excelente blog Taller La Otra.

Cristina le dijo a Obama lo que nadie les dice a los yanquis

En el Consejo de Seguridad de la ONU desnudó frente al presidente norteamericano la hipocresía de su política bélica

                                   

“Si queremos realmente combatir el terrorismo -dijo ayer la presidenta-, trabajemos por la paz. No se combate el terrorismo haciendo sonar los tambores de la guerra. Al contrario, es lo que quieren precisamente, una reacción simétrica para que entonces vuelva a comenzar la rueda, así siempre hay un crédito de sangre que reclamar”.

Ayer durante la reunión convocada por Estados Unidos para tratar el caso de los ataques terroristas del grupo ISIS, Cristina manifestó una aguda crítica a la forma en que las potencias occidentales conducen una lucha ineficaz y oscilannte contra lo que caracterizan vagamente como terrorismo internacional. La caracterización de ese terrorismo contra el que año a año se convoca a luchar  -y se empuja a hacerlo al resto del mundo- se va redefiniendo sobre la marcha con fundamentos nunca firmes. Cristina habló con una franqueza inusual en esos ámbitos, a apenas dos bancas de distancia del presidente norteamericano Obama, al que se notó molesto por las palabras de la presidenta.


Hace unos meses se hablaba del Estado Terrorista de Irán. Argentina fue hostigada por proponer un acuerdo con ese país para investigar el atentado a la AMIA, hostigamiento que reprodujeron las entidades comunitarias judías locales, porque, se alegaba que "no se debe negociar con terroristas". Cristina ayer le dijo en la cara a Obama: "En este país, los fondos buitres hicieron un formidable lobby en el Congreso americano, esto se puede ver en los sitios web de la Task Force, donde ponían fotos mías con (el presidente iraní) Ahmadinejad, del que así se denominaba 'estado terrorista islámico', con el cual hasta el año pasado parecía ser condenable hacer un memorandum de entendimiento de cooperación judicial". Pero ahora los EEUU se sientan a hablar con los iraníes, que ya no son "el Estado Terrorista" sino la "República Islámica": "Con sorpresa pero no con disgusto nos enteramos -siguió Cristina- de que el jefe del Departamento de Estado de este país se entrevistó con su par iraní a fin de abordar el problema del ISIS. Y entonces observo un discurso mucho más amigable hacia quienes hasta el año pasado se los acusaba de terroristas".



Gradualmente Cristina se fue metiendo en terrenos de alta sensibilidad para la política imperialista: "El atentado a las Torres Gemelas de Al Qaeda fue ideado y plasmado por Osama Bin Laden, que tampoco surgió como un hongo después de la lluvia. Osama Bin Laden, fue entrenado (por los EEUU) junto a los talibanes para enfrentar a Rusia durante la guerra Fría. Luego surgió la famosa primavera árabe, en la cual aparentemente todos eran luchadores de la libertad, 'freedom fighter', de la que iban a surgir nuevas democracias. Y muchos de los fredom fighter de la primavera árabe resultaron ser fundamentalistas que recibieron entrenamiento militar en esos momentos y hoy están combatiendo en el ISIS".

"El año pasado se hablaba de otros problemas y de otros peligros en materia de seguridad, que hoy han cambiado", ya que "los que ayer eran malos, hoy no parecen tan malos; los que ayer tenían que ser invadidos y arrasados, hoy parece ser que están colaborando para que el ISIS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) desaparezca".

"Ahora (la amenaza) ha pasado a ser el ISIS, unos nuevos terroristas que no sabemos quién les compra el petróleo, quién les vende las armas, quién los ha entrenado. Porque obviamente manejan recursos económicos, armamentísticos y de difusión francamente cinematográficos, lo que me lleva a plantear interrogantes sobre lo que está pasando y fundamentalmente cómo hacemos para combatir eficazmente al terrorismo".

"No sería nada extraño que el año que viene haya desaparecido el ISIS y haya aparecido cualquier otro grupúsculo de nombre extraño, con actitudes todavía más virulentas y más violentas".

Cristina desplegó esta memoria de la sinuosa política exterior estadounidense ante la mirada disgustada de Obama. Probablemente el presidente del mayor estado bélico del mundo no haya recibido públicamente nunca una crítica de este tipo, y menos aún de una jefa o de un jefe de otro estado. EEUU reformula continuamente el Eje del Mal al que todos los países subordinados deben combatir. El solo hecho de recordarles a los yanquis las torsiones de su política imperial parece una osadía insoportable. Guardemos este discurso, porque es probable que por muchos años ningún otro mandatario argentino tenga el coraje de sostener algo así con la claridad y la firmeza con que lo hace Cristina.  

Obviamente, todo el cipayismo local tuiteaba contra la presidenta mientras ella decía sostenía estas posiciones.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

DIL(E)MA BRASIL


Vimos estos días un par de post sobre la coyuntura brasileña, en que se desdramatiza en un punto la inminente elección presidencial entre la sucesora de Lula, Dilma (PT) y una ex ministra renegada de Lula, Marina Silva (PSDB o "tucanos"). Que están en empate técnico y seguramente vayan a ballotage. Con destino incierto.
La primer nota pone de manifiesto una gran verdad: hay consensos estructurales en el "modelo brasilero", que arrancaron desde la presidencia de Fernando Henrique Cardoso a mediados de los noventa y en pleno neoliberalismo, que han sido continuados por el PT. Cuestiones macro económicas como las metas de inflación (opuestas a las metas de crecimiento), o el saneamiento financiero y la nueva relación federal con los estados provinciales (bastante distinto al nuestro). La política de no privatizar y empoderar las empresas estatales Petrobras (petroleo) y Embraer (aviones), etc.
Dice el compañero @handicapepe en su blog Optimus Prime que hay
"cuatro grandes acuerdos nacionales: 1) democracia fuerte con fuerzas militares bajo control político (desde 1985); 2) moneda fuerte, con la estabilidad como preocupación central de la clase dominante, aunque con cierto margen de maniobra para definir el gobierno y la dirigencia política el orden de prelación entre los objetivos del pleno empleo y el crecimiento (desde 1993); 3) un nuevo tipo de Estado, el logístico, articulador de una singular relación entre el mercado interno y el mercado externo, que combina la redistribución de la renta y la internacionalización de empresas brasileñas (desde 2003); y 4) un proyecto nacional-global, el cual supone el desafío de conciliar objetivos a veces incompatibles como el fortalecimiento de la gobernanza suramericana y un revisionismo acotado del sistema internacional, el cual depende menos de la profundización del proceso de integración regional que de asumir un rol más activo tanto en instituciones como el FMI y la OMC como en nuevos sistemas de alianza sur-sur como los foros BRICS e IBSA (desde 2003)".
Aunque no haya tocado ciertos "dogmas" neoliberales, Lula logró un crecimiento económico y distribución de la riqueza o justicia social como se explica en esta nota de Marcelo Falak en Ámbito Financiero:
"En plena campaña por su reelección, en la que no le sobra absolutamente nada, Dilma Rousseff festejó que la ONU reconociera que los casi doce años del PT en el poder lograron reducir la pobreza del 24,3% al 8,4%, y la indigencia del 14% al 3,5%. Hambre (casi) cero, la enorme epopeya brasileña del siglo XXI. Desde 2003 supuso una inversión total de cerca de 50 mil millones de dólares, insume cada año un 0,5% del PBI y alcanza en la actualidad a 13,6 millones de familias, esto es unas 50 millones de personas".
"No se puede ignorar el impacto político de un programa semejante. Así, no debe sorprender que en las elecciones de 2006, cuando Lula da Silva fue reelecto, y de 2010, cuando lo sucedió Dilma, el eje del voto petista se haya trasladado al norte de Brasil. De "partido de los trabajadores", podría decirse, pasó a ser el "partido de los pobres".
Pero hay que agregar: al costo de una reprimarización de la economía (decreció en valores relativos el peso de lo exportado por la industria frente a las exportaciones primarias, producto entre otras cosas del boom sojero que allá pega también).
Acá proponemos entonces que los grandes cambios introducidos por Lula y continuados por Dilma se apoyan entonces en la Justicia Social y en la Integración Latinoamericana (y Sur-Sur). El No al Alca, la cancelación en un solo pago (y en simultáneo con Argentina y Venezuela) al FMI, no son cosas menores. La "comprensión" frente a Evo y el proceso boliviano, que afectó intereses brasileños con las nacionalizaciones, o el apoyó político sostenido a Chávez, no son cosas menores. La construcción de un polo de poder mundial con el BRICS que balanceé el eje USA-Europa-Japón (y su guerrera OTAN), la solidaridad e integración económica con África. Todo ello habla de una Soberanía Política que se manifestó  por ejemplo una vez conocido (vía Assange y sus Wikileaks) que USA espiaba y pinchaba los teléfonos y mails de Dilma. A los gringos se les cayó una venta multimillonaria de 36 aviones de guerra que tenían cerrada con el Ministerio de Defensa de Brasil, que teminó comprando a Francia. Dilma pegó a los yanquis donde duele, que es el bolsillo. Ni la Merkel se anima a tanto.
¿Por qué perdió tanto apoyó el PT entonces? Sigue la nota de Ámbito:

"Ahora bien, ¿por qué el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, tal es su nombre, aunque es conservador por su vocación reciente) logró anidar con fuerza en el sudeste desarrollado, la cuna del PT?



Porque así como ascendieron en la escala social los más rezagados, también surgió un nuevo sector medio, la llamada "clase C", de unos 30 millones de personas. Y porque muchos de éstos, sumados a las clases medias tradicionales y, por qué no, a parte de los beneficiarios de subsidios que van perdiendo el temor a que un Gobierno nuevo les retire esos beneficios, pueden ir decantándose por ofertas diferentes.


Esto es lo que se vio en las masivas manifestaciones de junio del año pasado, en las que los nuevos y viejos sectores medios expresaron demandas de segunda generación (transporte, vivienda, salud, educación y seguridad), servicios que no crecieron en oferta al ritmo necesario para absorber una demanda multiplicada. El PT, en cierta forma, es víctima de su propio éxito".


Finaliza el compañero @handicapepe en su blog Optimus Prime: 
"la gestión actual del PT tiene su principal déficit precisamente en aquello que le permitió llegar al poder en 2003: su capacidad de convertirse en el interlocutor privilegiado del mensaje de cambio necesario". 
Queda claro que a nosotros no nos da lo mismo y apostamos a la reelección de Dilma y la continuidad del PT en el gobierno, con ese gigante conductor que es Lula. Sea.
Nobleza obliga, lo vimos en el Blog de Abel

martes, 23 de septiembre de 2014

Especulaciones Electorales domingueras de Verbitsky y Morales Solá


Nos vamos a manejar con la hipótesis, cada vez más fuerte en el ambiente, de que Cristina ha decidido una retirada táctica, un repliegue, frente a la imposibilidad de continuar el proyecto con alguien de su plena confianza. Que no le dejará servida la mesa a Scioli (para algunos un conservador popular, para otros lisa y llanamente un neoliberal) ni a Florencio Randazzo o los demás pre candidatos presidenciales del FPV.
Que la opción es retener la mayor cantidad de resortes institucionales (¿la guerra de posiciones de Gramsci?) para evitar que se desmonte lo logrado, y a su vez, consolidarse desde la oposición como la líder indiscutida del peronismo (o la corriente más vigorosa del PJ).
Así las cosas ¿Cuál será su movida estratégica electoral? Este país tiene una tradición muy cruel, amarga e ingrata con sus ex presidentes. Muchos han padecido exilio, persecución o cárcel. Por ello es una costumbre de los ex presidentes de este país ser Senadores por su provincia de origen (Menem, Alfonsín). Los fueros.
Pero en 2015 ni la provincia de Santa Cruz ni Buenos Aires eligen Senadores, con lo cual esa no es una opción para Cristina.
Morales Solá dice el domingo en La Nación que: 
"No descarta una candidatura de la actual presidenta como diputada por la provincia de Buenos Aires ni la aparición de un candidato presidencial "tapado" en marzo próximo. Le importa más colocar al próximo gobernador de Buenos Aires que al próximo presidente. El poder de ella estaría en la provincia de Buenos Aires y en el Congreso. ¿Terminará siendo Florencio Randazzo el candidato a gobernador de una lista de diputados liderada por Cristina?" 

A nosotros nos parece un exceso esto. Si bien a Cristina "no le vendrían mal" fueros ante una posible persecución penal, la vemos más en un organismo como UNASUR o jugando un rol internacional. ¿Alguién la ve rebajándose a discutir con pigmeos de la talla de Pato Bullrich, la Carrió o Pitrola? Ni hablar que a Cristina nunca le gustó "calentar la silla" o no ir a laburar. No lo vemos. Creemos que con Máximo alcanza. Y para ese lado va el Perro Verbitsky en Página 12:
"Es llamativo que a una semana del acto en Argentinos Juniors siga pasando inadvertido el principal mensaje de Máximo Kirchner, cuando al referirse a la inundación en La Plata, acotó: `..ciudad en la que yo nací´. El dato era conocido, pero la mención en el final de su primer discurso público significa que la hoja de ruta que consulta el primer hijo de dos presidentes en la historia argentina no es el anacrónico proyecto de repetir la carrera de su padre, compitiendo por la intendencia de Río Gallegos. Néstor Kirchner, que tenía la misma edad que hoy Máximo, comenzó por allí porque no tenía otra construcción política que su ateneo peronista en la capital de Santa Cruz". 

Acá yo veo dos cosas. La primera es que con Máximo alcanzaría para hacer una elección digna, que meta la cantidad suficiente de diputados nacionales sin sumarle votos al candidato a presidente (¿juega tijerita?). Pensado que el piso del FPV en PBA fue en 2009 y 2013 con 32% ambas veces, ese puede ser un buen número de referencia (mete 12 diputados nacionales, y al candidato a presidente lo mata). Cristina está muy desgastada y merece descansar. Puede delegar en Máximo y monitorear la conducción del bloque, en el cual estará bien acompañado por otros camporistas.
La segunda es que el Perro, que abomina del Partido Justicialista, desalienta a La Cámpora de ganar intendencias, única forma de consolidar en el tiempo una estructura interna dentro del PJ. Porque este país lo manejean los Gobernadores si el Presidente es débil, o con ellos si es fuerte (nunca contra ellos, 2008). Y para ser Gobernador siempre es bueno ser intendente primero. Aparte de consolidar estructura de base, bondis. Continúa Verbitsky:
"Otro dato subvalorado del panorama político fue la creación en el Frente Renovador de una comisión política encargada de fijar pautas para el ordenamiento interno de esa fuerza, que intenta traspasar los límites de la provincia de Buenos Aires. Una de las primeras resoluciones adoptadas fue que todos los aspirantes a distintas candidaturas ejecutivas deberán suscribir una única lista para los cargos legislativos. Esta parece una medida prudente para institucionalizar un proyecto cuyo solitario término de unidad ha sido hasta ahora el reconocimiento al liderazgo del bonaerense Sergio Tomás Massa (...) Que todos los cargos legislativos sean aprobados por Massa antes que por quienes competirán por las candidaturas ejecutivas es una forma de cohesionar al incipiente FR. Pero esta medida no dejará de repercutir en el Frente para la Victoria, cuya situación es muy distinta, entre otras cosas porque quien ejerce el liderazgo no puede ser candidata a la presidencia (...) La cuestión pendiente ahora pasa por la conformidad o la negativa de Daniel Scioli a que Cristina decida quiénes serán los postulantes por el FpV, como ya ocurrió en 2011, tanto para la Legislatura como para el Congreso Nacional (...) El último congreso justicialista puso la lápicera de oficializar las listas nacionales en manos de Carlos Zannini y las bonaerenses en las de Wado de Pedro. Scioli difunde por todos los medios sensibles a su proverbial generosidad que esta vez no lo aceptará, acaso porque no ha advertido que el tiempo de las rupturas para él ya pasó. Desde el lanzamiento de Massa, el espacio de la oposición ya está ocupado y Scioli sólo puede ofrecer matices de diferenciación. Sabe que no contará con un apoyo explícito de Cristina, pero todas sus chances se esfumaría si no lograra evitar su anatema".

Massita es un peligro real. Si hace una gran elección (¿Con Insaurralde, con Solá?) puede disputar la PBA. Chubut con Mario Das Neves será suya, y sus senadores también. En Rio Negro no hay que subestimar la capacidad de reelegir de un gobernador en ejercicio. Córdoba y San Luis jugarán con él. Santa Fe, que también elige senadores, y Salta darán pelea con dos ex gobernadores (Reuteman y Romero). Lindo TEG.
Cerramos con dar por válida la amenaza que esboza Verbistky sobre Scioli: aceptará nuestra lista de legisladores nacionales porque una cosa es que Cristina "no te acompañe fuerte" y otra es que salga a decir "los que están conmigo no lo voten" (pulverizándole al menos el 50% de su intención de voto).
Veremos.

lunes, 22 de septiembre de 2014

¿Qué es "militar a lo Jauretche"?


En el librito "Escritos Inéditos", Luis Alberto Romero le realiza una entrevista a Jauretche. Cuenta allí Don Arturo cómo era el radicalismo popular en tiempos de Yrigoyen, la década del 30 digamos. Hace una radiografía de los distritos electorales y de los punteros de parroquia de la època. Cuenta Jauretche:
LAR: "Me gustaría conversar un poquito sobre eso; es decir, cuál es la base del caudillo de parroquia".
AJ: "La simpatía desde luego, porque si no se tiene eso que llaman carisma, desde luego no va. La simpatía, la autoridad, la palabra es una cosa personal, el prestigio personal y el servicio personal... supóngase que yo soy caudillo aqui, de esta parroquia, bueno, durante esta conversación que hemos tenido ya habrían llegado 15 personas a pedir cosas. Uno que viene a decirme: ¿Y Dr., ese empleíto? -Mirá, hablé con fulano, pero va a haber que hablar la semana que viene...Mentirle o decirle la verdad al tipo, pero uno tiene que tenerlo presente y además saber cómo se llama, porque eso es lo que no se perdona, ignorar a la persona... No es vida eso, vea, es la peor maldición que yo le puedo mandar a un tipo y esto lo digo ahora, pero a las 3 de la mañana lo mismo. El tipo que viene por el médico, el tipo que quiere la cama en el hospital, el tipo que cayó preso...Nunca le diga ´hola amigo´ a una persona, porque le está diciendo que no sabe quién es...si yo soy un caudillo de barrio tengo que hacer gauchadas todos los días , y yo tengo mis hombres en todas partes y donde se puede hacer algo, se hace. Tengo un asunto en la comisaria y si no tengo en esa comisaria, tengo en otra, un amigo, para que hable, o un funcionario superior, o un jubilado que es un amigo de todos ellos, tengo un amigo en todas partes, para las pequeñas cosas que uno hace, y algunas veces, en un Banco; es decir, no me emancipo de un metier, no puedo ya emanciparme. Mire, es una cosa terrible".
¿Cuál es la contracara de esto, el beneficio de tanto sacrificio? El poder, el dinero, la fama. Si uno no tiene una sana ambición por esas cosas, jamás se pasa de militante a dirigente. Jamás la capacidad de servicio de un santo se convertirá en la capacidad de transformación de la realidad de un político. En el medio, Maquiavelo y El Príncipe. La rosca. 
Ahora, si te jode la superestructura, el "reunionismo", la sonrisita y el alcahueteo en general, que abunda en la buena, se complica. Porque eso depende de las inclinaciones personales, del "carácter", la personalidad. Si uno no tiene astucia, no sabe disimular, o "no ser bueno", no hay pasta de campeón. 
Pero hay muchos caminos para servir al movimiento. Si no se es un organizador nato, se puede ser bueno en la gestión, o en la "formación" de compañeros nuevos. El General Perón dividía a los hombres políticos en "realizadores" y "predicadores". El predicador transmite fe en una causa.

Dice El General Perón en su Manual de Conducción Política: "Si necesitamos de realizadores para poner en movimiento la acción, necesitamos también de predicadores que vaya formando la masa que empuja en esa acción. De nada valen los realizadores si no están impulsados, apoyados y defendidos por la masa de un pueblo que se consigue mediante los predicadores. Hay que salir a predicar esta doctrina, no enseñar, sino predicar. Quiero decir que hay que hacerla conocer, comprender y sentir. Eso es predicar. Predicar no es decir. Decir es muy fácil, predicar es muy difícil."
Perón era un realizador, Jauretche un predicador.
Así como los enciclopedistas fueron los predicadores de la revolución francesa, los forjistas fueron los predicadores que alumbraron el peronismo. Yo considero al movimiento de derechos humanos como la punta de lanza que instaló que había que cortar el nudo gordiano de sangre que unía el neoliberalismo argentino; la impunidad de los milicos, la desindustrialización y privatizaciones, las relaciones carnales, etc. Pero los noventa introdujeron un quilombo bárbaro en el movimiento nacional, porque el Federalismo tuvo su traidor en Urquiza, el Radicalismo en Alvear y el peronismo en Menem. Y hoy por hoy el adversario del pensamiento nacional es la antipolítica. Tenemos que volver a debatir, volver a persuadir.
La coyuntura es compleja, porque desde la muerte de Néstor le toca a una persona hacer el trabajo de dos, gobernar y conducir políticamente, y eso es muy difícil. El contexto económico no ayuda, a pesar de que se cuente con amplio apoyo popular para ser un gobierno en su tercer mandato y sin reelección (Pato Rengo no vino hoy). 
Pero sí es notable cuántos ex compañeros de ruta, kirchneristas "antigüos" se han pasado de bando. Es notable y llama a la reflexión, a la dificultad de contener. ¿O son todos todos traidores? Muchos queriendo hacer poskirchnerismo (¿síntesis?) terminan haciendo antikirchnerismo berretón, que eso si es traicionar. Creo que hoy se impone la tarea de los forjistas del año ´54, que desde adentro hacían la crítica constructiva, para no achancharse, algo inevitable que siempre viene con los alcahuetes en la buena. 

domingo, 21 de septiembre de 2014

Subámonos Todos y Todas al Papamóvil




Cristina pasó por el Vaticano para recibir el apoyo de Francisco. Tanto en su pelea con los fondos buitre, y así acumular fuerza para su intervención en la ONU, como hacia el frente interno que impone un año de gobierno en una situación económica y política delicada con sectores siempre dispuestos a apostar a romper la paz social con saqueos y rio revuelto.
¿Cómo se lee políticamente todo esto? Por un lado los intelectuales orgánicos de la oligarquía argentina muestran a un Papa poderoso y magnánimo que le perdona a Cristina años de destrato en aras de la paz social, la "ayuda".
Por otro lado, influyentes intelectuales progresistas alineados con el gobierno hacen una lectura en la cuál Francisco tiene un doble juego, interviniendo activamente en la política interna argentina del lado del más crudo antikirchnerismo. 
Lo cierto es que tanto la derecha como la progresía del kirchnerismo sangra por la herida. Veamos.

Perón y la Iglesia
El General reconocía como un error el haber planteado un enfrentamiento político con la Iglesia Católica en su segundo mandato. El General reaccionó de mala manera a la creación del Partido Democratacristiano (que obedecía a una estrategia internacional de los Estados Unidos y el Vaticano, para frenar al Partido Comunista en Italia y Francia en particular) porque sentía que le disputaba electoralmente dentro del Frente Nacional que era el justicialismo, que incluía a los católicos. La escalada terminó con el catolicismo como aglutinador de la clase media y las fuerzas armadas que lograron derrocar, bombardeo previo mediante, al presidente constitucional. Bombardeo donde las bombas tenían la leyenda "cristo rey" y donde el corpus christi se transformó en la primera movilización de masas del antiperonismo, que ganó la calle y se envalentonó.
Y si bien es verdad que la primer reacción desde la militancia fue "nos enchufaron un Juan Pablo II en latinoamerica para que la libere como a Polonia", Cristina aprendió de eso. 
No es posible llevarse mal con el Papa, menos si es argentino.

Néstor vs Bergoglio
Es verdad que siempre fueron adversarios políticos Néstor/Cristina y Bergoglio. Pero esto se explica por un contexto. El rol cómplice de la cúpula de la Iglesia con la última dictadura (confesión a torturadores con capellanes en los centros clandestinos, intermediación en la distribución de los nietos apropiados y un largo etcétera) imponía a la política, recuperada en 2003, marcarle la cancha. Al Gobierno ponerle los puntos a la corporación Iglesia. Ya no más esos "Tedeum porteños" donde un Arzobispo "reta" a un Presidente Constitucional (como a Alfonsín, que contestó). Así es que a la política de derechos humanos que ponía en el centro el papel cómplice de la Iglesia institución (siempre reivindicando la figura de los curas tercermundistas como el padre Mugica, el obispo Angelelli, los curas Palotinos, entre otras víctimas de la dictadura), le siguieron los "Tedeum federales" itinerantes, por el interior del país y la silla vacía en la catedral de Bergoglio. Situaciones como la muestra de León Ferrari en su momento y la Ley de Matrimonio Igualitario o de Identidad Sexual fueron los picos de tensión. Ello obedece también a una visión civil laica de la vida pública, casi alfonsinista, de Néstor y Cristina donde la Iglesia no debe inmiscuirse en derechos civiles. Más allá de la postura contraria de Cristina como creyente y por su experiencia personal, al tema aborto.
Pocos recuerdan que la famosa expresión "crispación" la popularizó Bergoglio luego de que en una entrevista en la campaña presidencial de 2007 Cristina dijera que prefería "la evita de puño crispado".
No es menos cierto que Bergoglio siempre fue un tipo muy complejo, que lideraba el ala izquierda de la Iglesia argentina y era atacado por monseñor Aguer desde La Plata. También que siempre apadrinó a los curas villeros, quienes hablan maravillas de él. Un tipo no apto para simplificaciones.

Bergoglio ha muerto. Viva Francisco.
El jesuita demostró que aunque no pudo torcerle la mano a Néstor, es un político muy hábil. Por fortuna, pero también por mucha virtú, logró llegar a la cima de la organización política internacional más antigua y poderosa del planeta. Juega en otra liga, Argentina ya le queda chica. Es por ello que la relación con Cristina ha mutado. A ambos les interesa y conviene llevarse bien.
A los interpretes periodísticos ya mencionados, no. Según Blank en Clarín: 
"La Presidenta le había dicho al Papa, en agosto, que quería verlo porque “necesito su ayuda”. Cristina se llevó ayer del Vaticano todo lo que esperaba encontrar. Gestos de cercanía, atención personal, respaldo institucional"
Aunque quiera poner a Cristina mendigando apoyo, no puedo ocultar que fue un éxito para ella.
Por su parte, Verbitsky en Página 12 pone énfasis en cómo "opera" Bergoglio en la coyuntura local:
"Despejadas las prevenciones personales entre ambos, tampoco es novedoso que un liderazgo político busque reforzar su legitimidad aproximándose a la Silla Apostólica. Pero ese movimiento suele ser recíproco, y su contraparte es el fortalecimiento de las posiciones eclesiásticas en la secularizada sociedad argentina. A través de voceros propios y ajenos, religiosos y políticos, Francisco actúa sobre la realidad nacional. Esta semana lo hizo a través de tres sacerdotes muy próximos. Carlos Accaputo, quien fue su principal operador político en el arzobispado porteño, dijo que el Papa era solidario con los intereses de la Argentina en el litigio con los fondos buitre, que tenía una relación muy honesta y de confianza con Cristina y que para la Iglesia Católica el sistema financiero debe estar al servicio de la economía real, que genera trabajo, y no de una acumulación desencarnada de la vida del hombre y de los pueblos. El jefe de protocolo del Vaticano, Guillermo Karcher, informó que al Papa le preocupaban “la gobernabilidad y la sana democracia en la Argentina” y por eso recomendaba “cuidar a Cristina”. El rector de la Universidad Católica Argentina (UCA), Víctor Manuel Fernández, dijo que el Papa relativizaba los escandalosos informes del Observatorio de la Deuda Social de su universidad, según los cuales la pobreza es hoy similar o peor que en la crisis de fin de siglo y que no hablaba a través de los obispos (...) La extraordinaria sutileza de esta maniobra es imperceptible para el ojo no entrenado. Accaputo transmite las mejores intenciones de la palabra oficial. Karcher repite el recado ambiguo que su jefe comunica a todos sus visitantes argentinos y que el encargado de relaciones exteriores del PRO, Diego Guelar, decodificó sin ambages: “Está dando una señal de urgencia y de comprensión de que la situación argentina es muy grave”. La reflexión de Fernández agrega un matiz alambicado. Primero difunde los informes del Observatorio, que desconocen todos los avances logrados en una década de sostenida reparación social, pero una vez logrado el efecto ensombrecedor desdeña con elegancia su propia obra (...) Si la situación nacional tuviera el desenlace trágico que Bergoglio presagió con insistencia durante sus años frente a la Plaza de Mayo (...), el papa Francisco podría decir que hizo todo lo posible por evitarlo, pero que sus esfuerzos no bastaron..."

O sea, si bien el apoyo es genuino a nivel internacional, a nivel local "en público banca" para quedar despegado si "por abajo" pasara algo que con la instalación de temas de sus operadores, sin duda contribuiría a generar.
Blank hace una lectura similar:
¿Qué piensa el Papa sobre esto? Volvamos a El Cardenal, que en la soleada tarde que anticipa la primavera recomienda prestar más atención al rector de la Universidad Católica (UCA), Víctor Manuel Fernández, hecho arzobispo por Francisco; que a los dichos un tanto estentóreos de monseñor Guillermo Karcher, jefe de protocolo del Vaticano. Karcher había declarado el martes pasado que a Francisco “le preocupan la gobernabilidad y la sana democracia”. Algunos lo vieron como el fósforo acercándose a la bomba que había instalado la propia Cristina, cuando en esos días sostuvo que se preparaba un“estallido” y que algo podría suceder cuando ella estuviera de viaje. Por las dudas, Hugo Moyano convenció enseguida a Luis Barrionuevo de que era mejor guardar la convocatoria a otro paro sindical para mejor ocasión.
O sea que en los hechos, aparte del apoyo internacional por coincidencias doctrinarias contra la fase especulativa del capitalismo global, en la coyuntura argentina sus dichos desactivaron la pelea por la calle que estaban prestos a iniciar Barrionuevo-Moyano-Duhalde. ¿Por qué el Papa Francisco recibe a todo el mundo y no recibe a Sergio Massa?
Hasta ahí lo que se "lleva" Cristina y lo que "aporta" Francisco. ¿Pero que se "lleva" Francisco y "aporta" Cristina?
Nos dice nuevamente Blanck:
"El Cardenal le agrega a esa lógica, casi obvia preocupación institucional, un condimento político muy propio de un Papa al que la política nunca le fue ajena. Y dice: “¿Usted se imagina?... Hablar de iniciativas por la paz con los principales líderes del mundo, con Obama, con Putin, y que pase algo en la Argentina... Todos mirarían al Vaticano, no a Buenos Aires”. Visto así, si se perdona la irreverencia, la ayuda del Papa a una transición serena de Cristina tendría que ver también con mantener ordenada su propia interna".
Y agrega la crónica de Página 12:
"Lo que sí es un tema que le interesa al Papa es el de transmitir un mensaje de paz, sobre todo en medio de la convulsionada situación mundial. La Presidenta, que también participará en la ONU en una reunión del Consejo de Seguridad sobre terrorismo, que presidirá Obama, mencionó que Francisco estaba sorprendido de que no dejaran hablar en ese ámbito a los miembros observadores, El Vaticano y Palestina. Y sugirió que ella podría leer parte del Evangelii Gaudium referida a la necesidad de buscar la paz. De esa forma, así como Bergoglio puede contribuir a amplificar el reclamo de la Argentina contra los buitres, CFK podría ser de alguna forma mensajera de un pedido del Papa para el resto de los líderes del mundo.."
O sea, buena imagen internacional por no tener quilombo en casa y una "voz" en la ONU. Representación. Si bien en La Nación Morales Solá lee similiar pero invertido a Verbistky dejando a Cristina como la manipuladora y a Francisco como el desprendido cuando dice:
"Cristina Kirchner está desplegando un proyecto, cada vez más ostensible, de acumulación de poder para comenzar en algún momento una negociación con los holdouts y también para conservar su liderazgo político más allá de la presidencia. El Papa tiene preocupaciones más inmediatas: preservar la paz social en su país y contribuir a que el proceso político llegue a diciembre del próximo año sin sorpresas ni arrebatos". 
Que en el fondo no la quiere y la guerrea también ya que:
"Basta leer los últimos pronunciamientos de los obispos argentinos (inseguridad, inflación, empleo, narcotráfico) para inferir sobre las ideas del Papa."
Pero los hechos son los hechos, y ni Morales Solá ni Julio Blanck hablan del gesto hacia la juventud y el Cuervo.

La Foto


¿Que significa la foto? La mulipartidaria de los jóvenes. Los gestos con el Cuervo (el regalo de una remera de la Básica de La Cámpora en la villa Zabaleta de Barracas, el cuadro de Mugica como diciendo "nosotros no somos anti iglesia, estos son los curas que nos gustan") y la llamada de Francisco completamente fuera de protocolo a la abuela por el cumpleaños, como trato preferencial hacia él. La presencia de los influyentes del Gobierno, como Zaninni y Julián Dominguez. La ausencia de los pre candidatos presidenciales Scioli, Randazzo, etc. 
¿Es verdad que Francisco hace política en la coyuntura argentina via Carrió, Michetti, Gustavo Vera? Si. Si tal como dice Blank:
"Antes de reunirse con la Presidenta, Francisco había hecho más intensos los contactos con compatriotas invitados a visitarlo. Este jueves, por ejemplo, recibió a catorce obispos argentinos. La mayoría de ellos fueron nombrados por él mismo, son su tropa. Ante él desfilaron también dirigentes del oficialismo y la oposición".

Los hechos muestran que Francisco juega a garantizar una transición ordenada y en paz y eso fortalece a Cristina, lo cual no agrada ni a Blanck ni a Morales Sola. Y a su vez Cristina empodera a Francisco, lo cual ciertamente no agrada a Verbistky.
La realidad es que este encuentro y sus resultados generaron una reacción gorila muy fuerte entre los caceroleros, aún los católicos. Concretamente aísla violentos que quieren sublevar la calle y pescar en río revuelto. Garantiza la paz social y brinda fortaleza para hacer el planteo en la ONU.

Actualización:

Dice Pagni en su nota del lunes en La Nación: 
"El Papa pretendía que su red de Escuelas para el Encuentro, Scholas Ocurrentes, sea proyectada a escala internacional por la Argentina (...) Scholas Ocurrentes, una asociación global de colegios para promover una "pedagogía de la paz", nació en Buenos Aires con el nombre Escuelas Vecinas. La fundaron el entonces arzobispo Jorge Bergoglio y el educador José María del Corral, que hoy preside Scholas en el Vaticano.......Es habitual que Francisco recurra a argentinos para llevar adelante algunos de sus principales proyectos. A comienzos de mes, por ejemplo, les encargó a Ricardo Romano -un dirigente que durante años estuvo al frente de las relaciones internacionales del PJ- y a José Luján y Mariano Conde, dos expertos en relaciones con China, entregar una carta al presidente Xi Jinping para instarlo a visitar la Santa Sede".
O sea: Francisco también "pide" y definitivamente, juega "en otra liga".

Actualizaciòn II:

Acá el Turco Asís agrega dos hitos notables en el enfrentamiento Bergoglio-Néstor: la salida al ruedo del ex obispo en Misiones que le ganó a Rovira, volteando las reelecciones en 2007 (y cuyo principal perjudicado fue Felipe Sola en PBA); y la Misa por la Memoria de Rucci, el muerto incómodo de la izquierda peronista, en la Catedral Metropolitana en 2007 también.
Y lucha contra una tesis invertida, "educando políticamente a los antikirchneristas", a saber: que Francisco no se (los) traicionó. Notable. 

Actualización III: Increíble la nota del blog Taller La Otra sobre el tema. IMPERDIBLE

jueves, 18 de septiembre de 2014

Chubut es un dolor en el cuore de los jóvenes peronistas


Quiero mucho a Mario Das Neves. El tipo rompió la hegemonía que el radicalismo tuvo durante la larga década neoliberal. Volvimos. Cada cosa que Néstor hacía a nivel nacional, repicaba incluso mejor a nivel provincial. Aeropuerto de Trelew Museo de la Memoria, la U6 de Rawson visitada por lo compañeros. La causa de la Masacre de Trelew reactivada: Sosa preso. Impensado. Emotivo.
La reactivación económica fenomenal, el federalismo hacia el interior de la provincia. Recuerdo la no represión de la protesta social, cuando en 2005 en el paro groso del sindicato de la alimentación se evitó la balacera en la ruta gracias también al Ministro Coordinador Yahuar y al Intendente Eliceche.
Yo me enamoré del todo un día de 2005 (tenía 20 años) cuando Mario fue a Gobernador Costa, pueblo chico, e hizo un desparramo. Entrego 40 viviendas, una ambulancia para cubrir la zona rural, guita para equipamento a los bomberos e inauguró una planta de reciclado de basura. Esto no será la revolución pensé, pero en un pueblo chico se parece bastante. Firmo.
En 2007 a la Concertación Plural a nivel nacional se replicó en la provincia con el Provech con vecinalistas, etc. Y el radicalismo pasó a ser un mal recuerdo, una especie en extinción en Chubut.
Pero a veces todo lo que crece tanto (70%), se parte. Lo dice el taoismo, todo crece hasta empezar a decrecer y así. Llegó el 2008 y la crisis con el campo.
Y Mario cometió el error de dar por muerto a Néstor. Error comprensible, porque todo cardenal quiere ser Papa. Y cuando se comparte tanto el perfil, a veces hay que irse enfrente. Preguntale a Giustozzi de Almirante Brown sobre su vecino de Lomas de Zamora Martín Insaurralde.
En fin, Mario la cagó, se fue con Duhalde. Duhalde!!! La concha de la lora, me rompió el corazón. 
Sentí como si un gobernador se le hubiera parado de manos a Perón en el ´52. Eso.
Lo de Moyano después no fue nada. Yo me quedé con Néstor y Cristina, ni dudar.
Y se plantan Yahuar y el Ganso Eliceche. Y en 2011 pardamos 35% a 35% y perdemos la gobernación por la nada misma de votos. Y perdemos Madryn y Trelew, pero ganamos Comodoro y Rawson y mantenemos Esquel. Que quilombo.
Buzzi ve el empate técnico y piensa: "la gente lo quiere a Mario y está agradecida. Pero con Cristina lo mismo". Y ve que la Rosada (el presupuesto, las obras) es nuestra, y la mayoría en la Legislatura provincial también (la gobernabilidad, las leyes). ¿Y qué hace? Traiciona.
A Yahuar (que perdió mal Trelew) lo premian con el Ministerio de Agricultura. A Eliceche que perdió Madryn y quedó careta con la gobernación le dan una diputación nacional.

Gobernador Buzzi, ex Ministro Yahuar, ex Intendente de Pto Madryn Eliceche

Mala lectura y autocrítica
¿Para qué carajo le hicimos a Buzzi el favor de integrar su gobierno? Un veleta, sin prosapia peronista, sin tropa propia. En una época de vacas flacas.
¿Eliceche necesitaba colocar su estructura militante, eyectada del municipio? Agarra Jefe de Gabinete, Ministro Coordinador (con la venia de Cristina, seguramente). 
El Gobernador, el Ministro Coordinador y el Ministro Nacional. Tres jefes y ninguno, la interna permanente. Pares pro primus. Sin palabras.
La lealtad a Cristina, que es lo único que les cotizaba, su único capital contra Mario, se lo fumaron en pipa en 2013, cuando por sacarle el banquito a Yahuar que puso la carita y fue de diputado, no le militaron la campaña o directamente le fueron para atrás para que no fuera competencia en la gobernación 2015 y se perdieron los dos diputados nacionales. Los dos!! Que no ganes bueno. Que te ganen por poco, 1 diputado para cada uno, bueno. Que te ganen los dos y ni entren fue el papelón del siglo. Pero claro, como no se jugaban cargos en la Legislatura Provincial y no peligraba la gobernabilidad ni les importó. ¿Cristina? Bien, gracias.
La otra diferencia fundamental es que Mario es un hombre de la política. No de la guita. De Eliceche y Yahuar no se puede decir lo mismo. Esto es como Rosas que  evolucionó de estanciero en político o Urquiza que involucionó de político en estanciero. No es lo mismo. Incluso Néstor hizo la guita para poder hacer política, para tener autonomía y jugarle de igual igual a "los grandes" como diría Maquiavelo. Yahuar tiene una fama en todo Chubut de cinco dedos que no puede más, nos conocemos todos allá. De la merca y la rinoscopia para todos ni hablo. Es muy difícil así, no hay mística que aguante. 

Madryn
Y lo de Eliceche en Madryn merece párrafo aparte. Que el pelado Sastre sea un chanta, un inoperante, un inútil, lo que se quiera. Uno no puede llevarse puesta la ciudad para llevarse puesto al Intendente. No se puede, no da. Fundir empresas para comprarlas con testaferros y lavar guita. Boicotear con el sindicato de municipales. Operar desde la provincia todo el tiempo. Apostar a quebrar la paz social. Porque la gente se da cuenta, es muy alevoso. Y te deja de querer. Tal vez te respeta por que un poco te teme, pero si no te quiere no hay conducción, ya está. Sos un cadáver político. Dos. Tres.

4 Casos Jóvenes
El Tano es un tipo con mucho empuje. Gran organizador, yo lo respeto mucho. El tipo armó la asociación de estudiantes, llenó siempre los bondis para ir a votar. Uno a ido coordinando alguno de esos bondis en 2007, en 2011. El tipo es bicho y a cada iniciativa le meta el negocio. Nada que reprochar. Si se arma la asociación, se arma el hostel, el bar, el centro cultural. Al infinito y más allá. Yahuar lo sedujo, y firmó. Rápido ascenso, meteórico. Ministerio, viajes, roce. Conducción de la juventud. Y el Mago Yahuar, cuya mano es más rápida que la vista, se estrelló contra las deslealtades de la interna permanente y su mal nombre, y no hubo gestión que aguante. Y ahora, un cuadro organizacional de tanto valor, una joven promesa, tan pegada a ese "conductor", tan asociado. ¿No la van a cobrar en la próxima interna? Y si agarra Mario, a los enemigos y ex amigos ni justicia seguramente. Va a costar convencer de la valía de uno, hacerse perdonar los pecados de juventud. Por llegar rápido.

Manu es un compañerazo fenomenal. Un amigo. Un tipo que es capaz de boxearse en un bar y al otro día mateando hablarte de foucault y de deleuze. De cine. Cráneo, coraje. Un nyc, un Mc Cloud con mil primos. Te charla con todos. Y por amistades, y por fe seguramente, lo siguió a Eliceche a sol y sombra. Fue su pollo, su privado en Provincia. ¿Y ahora? Con el Ganso exiliado en el Banco Chubut, sin gestionar, dedicándose a operarlo a Sastre 24/7 Manu está inactivo. Tal vez el FPV Madryn recupere la ciudad, y aunque el Ganso no agarre (¿le quedará resto electoral o está hiper quemado?) agarrará un Delfín. Y habrá repechaje y sobrevida, distinto que en Trelew. Pero nos merecemos dirigentes mejores. ¿Dónde está el proyecto ahí? ¿Dónde está la mística cuando la guita y los manejes están tan mezclados con la política? Nos merecemos dirigentes mejores.

La Vasca estudió en sociales de la UBA. Tuvieron una buena idea, armar banda con compañeros chubutenses profesionales que se querían volver. Una especie de think thank. Aportar propuestas de políticas públicas. Escribieron un par de notas en diarios de Chubut. Y se volvieron. Yo desconfié, porque desconfió de la gente de mi edad o más que se hizo kirchnerista cuando se murió Néstor. Más si en 2008 cuando había quilombo y teníamos que dejar de pintar una básica en Lugano para ir a la Plaza te cruzabas en la facultad y te pinosolaneaban. Todo bien, el movimiento es amplio, nunca excluyente. Pero con la carta de la mística no. Menos Galeano y más Perón. Se volvieron. A militarle a Buzzi. De tecnócratas. ¿Hay algo más intrascendente, más tibio, que ser buzzista? Dan ganas de llorar. ¿Ya tenemos una básica en las cuatro ciudades más grandes, la linea interna para conducir la juventud? ¿Y cuando vuelva Mario? Los va a pasar por las armas a todos los buzzistas, no tengan dudas. Otra vez por llegar rápido no se va lejos.

"El Máquina" es un hermano mio. El loco se vino a estudiar y nos conocimos allá por 2003 en el CBC. En Trelew lo conocen hasta las piedras. Alguna seguramente besó también. Curtió guevarismo del bueno durante un tiempo, chicana va chicana viene. Siempre militando, en la facultad, dando clases en la villla en Quilmes, quemando alguna goma. Variadito. Y se murió Néstor y entendió. Y a todo su ser ultra popular de cancha y tablón le sumó lo único que faltaba: peronismo. "El Máquina" se recibió, dejó el laburo y se volvió a sus pagos. Y se metió en La Cámpora.
La Cámpora Chubut, nota aparte. Al principio plantaron bandera algunos oportunistas, "venidos de afuera". Se pasó a retiro a Anton en Trelew, "el cordobés" defeccionó en Madryn, lo volaron a Ronconi también. Pero a los pibes les toca bailar con la más fea, porque solo se responde a Cristina. A ningún jefe local, pero tienen que militarle la campaña a los "leales". Que mal sueño. En fin, que la orga nunca se metió en nada, en ninguna gestión. Sacando Anses de Esquel, Pami Comodoro, un ente de comunicación relacionado al Afsca en comodoro, CDR de Trelew (proximamente), Renatea. Pero algún día se va a tener que meter, va a tener que jugar. ¿Qué hacemos? Me dicen que ahora hay un mercedino de pura cepa radicado en Esquel que anda conduciendo. Buen augurio, veremos que pasa.
Marconetto es uno de los pocos dirigentes que se preservó. Que no se quemó. Que tal vez sintetice. Ojalá juegue más fuerte y se arrimen ahí. Tranqui con los caramelos de Aereolíneas, hay que ganarselos.

Vuelve Mario
Mario va a volver. Esto es así. Y es bueno. Nos reventó en 2013. La gente lo adora. Los ¿nuestros? no estuvieron a la altura, ni por asomo. Se guerrearon entre ellos, la cagaron a Cristina. Juegan de los dos lados del mostrador, están por la guita. Les importa tres carajos el proyecto, la gente.
Yo me pregunto qué va a pasar cuando agarre Mario. Porque estuvo en la  buena y en la mala también. Vio darse vuelta a muchos, se quedó sin "amigos" en su momento. Yo estoy convencido de que el tipo respeta más a los kirchneristas de paladar negro que a los que lo cagaron desde arriba. Creo que respeta más a los que le fueron de frente que a los buzzistas. Y me pregunto cómo van a quedar las columnas de su balance cuando reordene amigos-adversarios con tanto tipo que lo cagó.
Pero es un tipo de la política, que sabe gestionar. Un peronista posta. A mi personalmente cuando se vaya Cristina de la Rosada se me acaban las contradicciones con él. Me importa tres carajos que esté con Massa, Massa no va a llegar. Y lo de Duhalde es viejo. Ya está, corrió mucha agua bajó el puente. Porque en el mejor de los casos va a ayudar a hacer la síntesis y va a unir al peronismo chubutense y acabar con esta interna eterna que nos está haciendo tan mal, política, económica y socialmente. Pero aunque no quiera hacer eso, nos va a hacer un favor igual: va a pasar a retiro a esta dirigencia impresentable que no nos merecemos. Todo ganancia.